Inicio


Remedio de la Semana

Remedios Caseros para la Tos

Remedios Caseros para la Tos

¿Qué es la tos?

La tos es un reflejo que tienen humanos y algunos animales para limpiar la vías respiratorias de cualquier partícula, irritante, fluido, etc., que interfiera con el funcionamiento normal. Esta rápida expulsión de aire proviene de los pulmones.

Una tos breve y esporádica beneficia al cuerpo, pero el problema surge cuando esta expulsión se vuelve frecuente y duradera, pues causa mucha irritación en la garganta.

En la tos se identifican tres fases: 1. la inhalación; 2. una mayor presión en la garganta y pulmones con cuerdas vocales cerradas, y por último, 3. la liberación de aire con las cuerdas vocales abiertas.

Clasificación

Tos seca o tos con flemas (productiva).

La tos aguda es cuando tiene duración de varias semanas.

Causas

La tos es un síntoma común de la gripe, o en menores casos, es causada por la contaminación, pero también puede ser una alarma para situaciones de salud más peligrosas, como reflujo gastroesofágico, bronquitis, asma, tumores en los pulmones o insuficiencia cardíaca. De igual manera, la adicción al cigarro puede ser motivo de desarrollo de tos.

Síntomas

Los síntomas de la tos con flema o tos productiva son: sonido silbante al respirar, sensación de presión en el pecho, dificultad para respirar.

En la tos seca los síntomas son: picazón en la garganta, irritación en la garganta, necesidad de toser ante el mínimo estímulo.

Recomendaciones

Dejar de fumar y mejorar la dieta son medidas preventivas y efectivas para evitar la aparición de la tos. El cigarro debilita el funcionamiento de los pulmones y vías respiratorias, por lo que, dejando este hábito, es menos probable que se adquieran resfriados y otras enfermedades relacionadas.

Si en casa hay alguien con tos, evita el contacto cercano y pídele que se cubra la boca con un paño o cubrebocas cada vez que tosa.

Si padeces tos, lava tus manos cada vez que sea necesario y evita compartir objetos de uso personal como cubiertos, vasos, teléfono móvil o almohadas.

Remedios caseros para la tos.

Los remedios naturales para la tos se recomiendan cuando comienzan los síntomas de comezón en la garganta o cuando la tos aparece de manera repentina. Lo ideal es no dejar pasar muchos días.

Es importante aliviar la garganta y desechar las flemas en caso de que estas estén presentes. Para ello existen ingredientes naturales con activos muy eficaces para la expulsión.

1. Pimienta y miel

Ingredientes

Pimienta molida

Miel de abeja

Procedimiento

En una taza con agua muy caliente, agrega una cucharada pequeña de pimienta negra molida y dos cucharadas de miel. Deja reposar por 15 minutos y cuela para eliminar residuos de pimienta. Bebe lentamente.

Pimienta: estimula la expulsión de flemas.

Miel: calmante natural para la tos.

2. Hierbabuena

Ingredientes

Aceite esencial de hierbabuena

Agua

Procedimiento

Beber té de hierbabuena es un excelente remedio, pero los vapores que emana el agua caliente mezclada con esta hierba pueden ofrecer mejores resultados.

Realiza un baño de vapor agregando de 3 a 4 gotas de aceite esencial de hierbabuena por cada 150 ml de agua caliente, no es necesario que llegue al punto de ebullición. Coloca una toalla sobre la cabeza y respira profundamente los vapores del agua. Esto ayudará a limpiar las vías respiratorias y a descomponer el moco.

Hierbabuena: actúa como descongestionante y alivia el dolor de garganta.

3. Cebolla

Ingredientes

Una cebolla chica o mediana.

Procedimiento

Un remedio similar al anterior, es el empleado con cebolla. Muchas mamás cuyos hijos padecen tos, recomiendan cortar una cebolla a la mitad o en más trozos para después colocarla muy cerca de donde duermen los niños. Puede ser encima de la mesa de noche.

La sustancia que se libera de la cebolla cortada se llama sulfóxido de tiopropanal y actúa como agente agente lacrimógeno, razón por la que hace llorar los ojos. Según los testimonios, este sulfóxido alivia la irritación y la comezón de la garganta haciendo que la tos disminuya considerablemente, permitiendo un mejor descanso y una respiración más fluida.

4. Clavo y miel

Ingredientes

5 o 6 piezas de clavo de olor

1 taza de miel

Procedimiento

Añade todas las piezas de clavo en la taza de miel, mezcla y deja reposar toda la noche en el refrigerador. No te olvides de tapar la taza para evitar olores y sabores de otros elementos cercanos.

Por la mañana, retira los clavos y toma una cucharada de miel. Sentirás alivio en tu garganta.

Clavo: eficaz contra el dolor.

Miel: alivia la garganta inflamada.

5. Ajo

Ingredientes

1 o 2 dientes de ajo

1 cucharadita de orégano

Procedimiento

Para liberar mejor las propiedades antibióticas y antisépticas del ajo que facilitan la respiración, pon a hervir los dientes en la cantidad de una taza de agua y añade la cucharadita de orégano. Deja enfriar un poco y bebe. Puedes añadir una cucharadita de miel para mejorar el sabor. Aparte, la miel también cuenta con propiedades curativas para la tos.