Beneficios de la Vainilla

Beneficios de la Vainilla

Podemos verla y saborearla en helados, pasteles, panes y muchos tipos de postres más, pero la vainilla es más que un saborizante delicioso; también posee propiedades medicinales muy valiosas que te mostraremos más adelante.

La historia cuenta que el nombre de “vainilla” fue asignado por exploradores españoles que al visitar nuevas tierras, se percataron de unos frutos muy parecidos a las vainas de espadas. Eso se mantuvo hasta nuestros días, aunque para los científicos el nombre correcto es Vanilla planifolia. Es la más conocida, pero realmente existen aproximadamente 110 especies que se cultivan en varios países subtropicales.

La vainilla es un miembro de la familia de las orquídeas, por lo tanto, su costo en el mercado es un poco elevado. Pero comparado con todo lo que puede hacer por la salud, ya no resulta tan difícil invertir en ella.

Se ha demostrado que este fruto es poderoso como tranquilizante, estimulante y digestivo, pero también actúa como antibiótico y como antioxidante que ayuda a retardar los signos del envejecimiento, aquellos que la mayoría de la población desea mantener lejos. Veamos más beneficios:

Sana para el corazón

La vainilla es buena para reducir niveles de colesterol malo en la sangre y así reducir la posibilidad de sufrir inflamación de las arterias y mala circulación sanguínea, así como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares que son tan frecuentes en nuestros días por el estrés acumulado y la alimentación chatarra.

Revitaliza cuerpo

Por sus antioxidantes previene la descomposición de las células y permite la regeneración del tejido corporal. Además fortalece el sistema inmune al reducir niveles de estrés, causantes de un sinnúmero de enfermedades y dolencias.

Cuida el cuero cabelludo

Por qué creen que es tan común leer “vainilla” en las etiquetas de champús, acondicionadores y cremas para peinar. Adquiere productos naturales para el cabello que contengan aceite esencial, ya que gracias a esto se romperá mucho menos y la caída va a disminuir considerablemente. La vainilla fomenta el crecimiento y ayuda a mantenerlo lindo y suave.

Sana el estómago

Por muchos años los tés con extractos de vainilla se han consumido por las abuelas para aliviar náuseas, vómitos, diarrea, calambres abdominales y en general cualquier tipo de malestar estomacal. Es una medicina deliciosa y de las más preferidas.

Para gente con depresión

El aroma que se desprende de la vainilla es terapéutico. Su olor dulce y delicado alivia el estrés neurológico y los efectos de la ansiedad y depresión, e incluso es recomendado para quienes tienen insomnio. Calma el ánimo y reanima la actividad cerebral para que este órgano se mantenga activo y lejos de pensamientos tristes o nostálgicos. Claro que no a todos les agrada este aroma porque a muchos les provoca náuseas o simplemente no son tolerantes a olores tan dulces. Existen muchos otros aromas y aceites naturales donde seguramente alguno se adaptará al gusto individual.

Es afrodisíaca

Este punto también proviene de su aroma. En abundante número de personas, la vainilla estimula la liberación de hormonas y neuroquímicos que envían señales de bienestar al cerebro. Esto incluye placer, felicidad y amor. Pero no acaba en eso. Es posible aumentar el deseo sexual y la libido, aparte de mejorar niveles de testosterona en hombres y ayudarlos a tratar su disfunción eréctil. Seguramente no conocías el poder de la vainilla en este aspecto.

Anti-cancer

La función de la vainilla contra el cáncer se da por una razón: su cantidad de antioxidantes. Ya dijimos que ayuda  retardar el envejecimiento y a rejuvenecer el cuerpo, pero los antioxidantes no se quedan a ese nivel. Estos elementos combaten radicales libres, grandes responsables del desarrollo de varios tipos de cáncer y enfermedades crónicas de elevada gravedad. Todos tenemos radicales libres porque cumplen con algunas funciones metabólicas, pero deben mantenerse bien controlados en el cuerpo para no comiencen a ser una molestia.

Lucha contra el acné

No importa si eres adolescente o adulto. El acné aparece en edades y momentos tan extraños y poco acertados, que no hay tiempo para discutir sino para actuar. El poder antibacteriano de la vainilla va a actuar favorablemente contra los brotes de acné. Ahora imaginemos lo que puede hacer con espinillas y granitos ocasionales. En vez de exprimir la cara que es lo peor que podemos hacer, usemos la vainilla para hacer que estas protuberancias vayan desapareciendo poco a poco o si no es tu problema, servirá para prevenir. Como acción extra, la vainilla minimiza la apariencia de cicatrices por acné.

Ahora ya puedes mirar a la vainilla con otros ojos y ampliar tu panorama más allá de los postres. Eso sí, mira bien que sea natural u orgánica si la vas a utilizar como producto de belleza o salud corporal, pues algunos elementos comerciales podrían dañar la piel o cualquier parte que se desee mejorar. Comparte esta información tan valiosa y agrega a la vainilla a tu lista de invitados especiales.